PEPITAS - LENTEJUELAS Y ORO ALUVIAL
La búsqueda de oro en los ríos ... una verdadera fortuna a su alcance
Para buscar oro en los ríos, se debe dividir el trabajo de localización en dos etapas ya que el oro aluvial se encuentra generalmente en partículas muy finas. Con el transcurso de los años, siglos y milenios los arroyos y ríos han transportado miles de toneladas de sedimentos los cuales, por algunos, transportaban oro ... y mucha oro!.
El oro es un metal muy pesado y siempre se asocia en los aluviones con los materiales más densos tal como las famosas piedras negras o piritas, conocido en la jerga de los especialistas como "black sand".
En el lecho de cualquier río hay una multitud de trampas (marmitas, grietas, curvas acentuadas del curso del río, etc.) las cuales tienen como efecto de concentrar los elementos aluviales pesados tal como particularmente las piritas y el oro. No se debe olvidar que el curso de los ríos se desplaza con el paso de los años y también algunos desaparecen pero sus rastros pueden ser muy bien ubicados por fotografía aérea ó métodos de investigación terrestre.
El método más conveniente y eficaz para buscar el oro aluvial es ante todo de localizar los bancos de "black sand" o arena negra ya que en cada trampa se encuentran en gran cantidad y son mucho más fácil de localizar que el oro.
Los especialistas usan para localizar el black sand un magnetómetro tal como el Mag 505 de Deepers Metal Detector que ofrece excelentes resultados.
Una vez localizadas las concentraciones de black sand se puede hacer un examen muy rápido de los aluviones usando una carreta. En algunas concentraciones detectadas se notará inmediatamente presencia de oro si éste existe ya que su color es evidente. Recuperar el oro de tales aluviones se hace por un método muy simple usando cualquier tipo de material clasificando por densidad (sluice, escalera, fibra de coco, batea etc. etc.).  Con este método se puede localizar muy rápidamente enormes depósitos de oro sin la necesidad de tratar miles de toneladas de aluviones estériles.
En varias regiones del mundo tal como en Brasil, Colombia, Perú, Guyana, México, en el Zaire y también en algunos sitios en Estados Unidos y Canadá se puede encontrar oro en pepitas de muy buen tamaño, hasta 300 gramos y mas, totalmente aisladas ya que debido a su volumen se desplazaron por todo los lechos de los ríos.
Batea rellenada de pállelas y pepitas
Por este último motivo, siempre se aconseja de utilizar también un Deepers con cabeza elíptica por encima de los terrenos aluviales. 
Con estos métodos algunos de nuestros prospectores hacen verdaderas fortunas utilizando nuestros materiales de detección ya que van directamente al grano.
Mike con su MAG 505 .. un hombre feliz
Buscadores de oro en el río
Ingresa a Foro de Geo Deteccion haciendo Clic en la imagen